martes, 6 de septiembre de 2011

Qué vacío deja la ansiedad.

El verano es una estación triste en la que nada crece. 
Quién no prefiere el mes de diciembre pese a la amargura que provoca la felicidad ajena;
 incluso la establecida crueldad de abril es mil veces más estimulante.

Cuatro amigos - David Trueba



Nunca se me dieron bien las despedidas. Y no por un exceso de sentimentalismo o de tristeza; sino más bien por mi acusada carencia de lo normativamente válido en el ámbito de los finales. Septiembre se ha instalado ya hace un par de desazones y aún no me siento capaz de reprocharle lo mucho que me excita saberme siempre a punto de algún comienzo ordinario, descubrir lo conocido confiando todavía en quiénes ya desertaron o tentar al otoño desde el acotado refugio del afecto.

Será que mi viaje preferido sigue siendo el de vuelta: las horas encontradas en el ficticio recuento de palabras y rostros paliativos, el peso inútil de todo cuanto nos empeñamos en poseer; conscientes siempre de lo poco que nos queda cuando se empeña el tiempo en su consabida victoria. Será, también, que la única contrariedad del viaje es no saber qué dirección darle al taxista cuando algún aeropuerto te escupe con rabia a la vida. O que en todos los desembarcos me embiste con fuerza el golpe amargo de la nostalgia aprendida de memoria; ésa que, aun inventada, en dosis pequeñas compensa lo poco que me gusta esclarecerme.



Direcciones imposibles. Santiago.

4 comentarios:

  1. Estamos en stock, ahora más que nunca.
    No sé si brindar por la foto o por tu estilo que se pule más cada vez. Mejor por ambos.

    ResponderEliminar
  2. "Será, también, que la única contrariedad del viaje es no saber qué dirección darle al taxista cuando algún aeropuerto te escupe con rabia a la vida"

    Que (sin)razón compartida nos invade :P

    ResponderEliminar
  3. El viaje preferido es el de vuelta aunque a veces no sepamos cual es destino.
    Como siempre :)

    ResponderEliminar
  4. Increíble,como siempre,como nos tienes acostumbrados. Espero estar esperándote en ese viaje de vuelta :)

    ResponderEliminar